Перевод, сделанный хозяином

'En un edificio reformado en 2008, manteniendo su carácter original, este espacioso apartamento es un punto de vista real en la ciudad, está situado en la colina más alta de Lisboa. Podemos apreciar la vista desde el castillo, rodeado por el Tajo de los sus tres habitaciones.
Tan sólo a dos pasos esperando por ti: El Feira da Ladra, el Castillo de San Jorge, el Monasterio de San Vicente y La Baixa Pombalina. Carismático barrio debido a sus numerosas tiendas, restaurantes típicos tradicionales, modestos o del elección, sus monumentos y calles frente al Tajo, la puesta de sol en la terraza desde un café. Si aún prefiere la comodidad de la vivienda a comer, tener un supermercado a 70 metros (antiguo cine) »