Descrizione originale del gestore

Situada en pleno centro de la villa medieval de Montemerano, en una de las partes más pintorescas y desconocidas de la Toscana, esta casa del siglo XV pertenece al Registro Italiano de Viviendas Históricas.

Es un apartamento completamente renovado, en una primera planta, cuyas ventanas dan a la plaza principal y al campanario de la villa. Bajo un original techo con vigas de roble, se encuentran una cocina equipada, baño y un gran salón-comedor con un cómodo sofá-cama de dos plazas. Encima del techo de la cocina y a modo de loft hay un gran espacio con otra cama doble.

Montemerano está en la provincia de Grosseto, en el sur de la Toscana. El centro histórico medieval de la villa es conocido por tener una de las plazas más bonitas de toda la Toscana, la llamada “Piazza del Castello”, donde se encuentra el apartamento. Además, se puede visitar la elegante Iglesia de San Jorge, decorada con frescos del siglo XV y valiosas obras de arte.
El pueblo tiene 5 restaurantes excelentes, una pizzería, un bar con una encantadora terraza, así como una carnicería, un horno y dos pequeños supermercados.

Montemerano está situado en el corazón de los antiguos territorios etruscos y a tan solo 150 km de Roma. Los alrededores ofrecen multitud de actividades y de paisajes extraordinarios. A 3 km se encuentran las conocidas termas de Saturnia, con aguas que salen de la tierra a 37ºC, formando unas originales cascadas y piscinas de piedra naturales de accesso libre. A otros 3 km aproximadamente se encuentra el río Albegna en un entorno algo más salvaje, ideal para hacer excursiones. Los alrededores de Montemerano, prácticamente vírgenes, son perfectos para hacer caminatas, trekking o montar a caballo. En un radio de 20 km hay multitud de pueblos y villas impresionantes, como Pitigliano, Sovana, Sorano, Manciano, Saturnia o Roccalbegna, y, al encontrarse en el corazón de los territorios etruscos, hay también numerosos lugares de gran riqueza histórica y arqueológica. Además, la montaña, el mar y los lagos no quedan lejos, gracias al Monte Amiata, donde se puede hacer senderismo, la península de Monte Argentario con sus espectaculares playas y el precioso Lago de Bolsena, de arena negra volcánica, todo ello en un radio de 40 minutos en coche desde Montemerano.