Los animales de compañía no pueden subirse en camas ni sillones.